english original

El Parlamento de Londres, Inglaterra 7.9.2004

John McDonnell MP: Normalmente invitamos a la gente a sentarse en un círculo, así que si ustedes se sienten un poco incómodos, acérquense más. ¡Esta habitación es un poco estructurada para una discusión!

El propósito de esta reunión para mí y para la mayoría de nosotros es aclarar la situación en Venezuela después del referendo. Es para discutir nuestro propio análisis de la situación allí y después, aun mas importante, hablar sobre donde vamos a ir en términos de la campaña, especialmente en nuestro apoyo de la campana ¡No Intervención en Venezuela! ("Hands Off Venezuela!").

Ahora, quiero intentar de concentrarme en una parte de esta campaña para que ustedes tengan conocimiento de lo que viene pasando dentro de este lugar, dentro del parlamento, en lo referente al gobierno 'Nuevo Laborista'. Ha habido un grupo constante de representantes y otros en la izquierda del partido laborista quienes han mostrado interés, sobre todo en los asuntos de América del Sur. Y esto empezó, como sabrá la mayoría de ustedes, desde hace mucho tiempo cuando nosotros éramos niños, cuando la tragedia de Chile y Allende, etc.

Y Chávez fue elegido, la mayoría sintió que había un soplo de aire fresco, una oportunidad real. Había una atmósfera positiva que se genero desde Venezuela, que paso por todo el mundo, por los grupos y partidos de izquierda. Hubo discusiones entre gente del parlamento de como aquí se presentaba una oportunidad en que uno de los países potencialmente mas ricos del mundo podía solucionar el problema de la pobreza, podía introducir elementos de igualdad, derechos humanos básicos, respeto por la ley y por la democracia, etc.

La mayoría de nosotros sintió que esto presentaba un nuevo amanecer tan importante que teníamos que agarrar la oportunidad y apoyar el gobierno de Chávez. No sin criticas, como ustedes saben, tengo mis criticas de cualquier gobierno porque uno debe asegurar que en caso de opinar que se están cometiendo errores, uno va a tener una discusión democrática, uno da consejos, asesora y tiene que aceptar que a veces habrán desacuerdos.

Pero lo que vimos pasar, creo, bajo el gobierno de Chávez, con su batalla contra la pobreza, la campaña de alfabetización, los intentos de redistribución de tierras, los esfuerzos para establecer derechos humanos básicos, derechos sindicalistas etc., fue un soplo de aire fresco tan grande, que nosotros lo recibimos con alegría.

Y la mayoría de nosotros le dimos la bienvenida porque habíamos tenido esa experiencia de Chile y otros lugares y porque en esta ocasión, esperamos no tener que sufrir el mismo ciclo de ver, primero, la elección de un gobierno laborista o socialista por los campesinos, un gobierno progresista elegido por una unión de campesinos y trabajadores, que empezaba a introducir redistribución de riquezas y otras políticas progresistas, y después verlo carcomido, no por su propia gente, sino por la presión internacional, especialmente por la subversión de Estados Unidos, exactamente como en el análisis tradicional marxista del imperialismo. Y esta vez, esperamos que la solidaridad internacional pueda evitar esto.

Bien, al principio, cuando ocurrió el golpe, cuando secuestraron a Chávez, y todo lo que paso, creo que la mayoría nos sentimos desilusionados. Pero lo que nos reanimo fue la capacidad del mismo pueblo Venezolano para asegurar el retorno de Chávez. Y quizás por la primera vez en muchos años, esto sembró confianza, no solo dentro de Venezuela, sino, creo yo, en todo el mundo.

Entonces, el asunto más importante, claro, era la creciente campaña para un referendo, las amenazas de huelgas, etc. Y el continuo ataque al gobierno de Chávez, financiada por la CIA, todo lo cual coloco el gobierno de Chávez en una posición peligrosa. Y comprendimos cual fue nuestro papel en esta situación. Todos comprendimos que tuvimos que armar campañas para apoyar el gobierno de Chávez, para hacer conocer lo que el había estado haciendo, y - eso si, criticar algunos de los errores que se habían cometido, pero también demostrar la naturaleza sumamente progresista de su gobierno. Y hacer todo lo posible para proteger la democracia naciente que Chávez estaba desarrollando dentro de su país.

Y eso es lo que hasta ahora hemos hecho. Y lo interesante de esto es que cuando debatimos el tema del gobierno de Chávez y Venezuela, recibimos una respuesta muy positiva. Pedimos un debate que se llama 'Debate 854 de la Mañana' (Early Day Motion) y 30 representantes han declarado su acuerdo con tener esta discusión, lo que para semejante asunto es realmente sorprendente. No es automático que se reciba tanto apoyo para un debate como este, sobre todo cuando hay mucha presión desde arriba para no dar su acuerdo para discusiones progresistas como esta, ni mostrar apoyo para un gobierno, el Venezolano, que este gobierno de Blair, y otros como EEUU, no apoyan.

Entonces, fue bastante interesante recibir este apoyo. Y ocurrió a causa del gran número de personas que han tenido la experiencia de las derrotas de fuerzas progresistas en América del Sur, y han visto el papel de EEUU en ellas. Nadie más que el representante Jeremy Corbyn, quien estará presente más tarde.

Es bueno simplemente explicar a la gente que en esta ocasión, por fin en esta ocasión, ¡¿no podemos simplemente ganar?! ¿No será posible simplemente apoyar un gobierno y mantener un gobierno, y permitirle el derecho democrático de asegurar unas políticas progresistas para su propio pueblo?

Y de hecho, estamos ganando. El hecho es que el referendo se gano a más no poder, en contra de todas las predicciones negativas, especialmente dentro de este lugar (el Parlamento Inglés), y en contra de todos los informes que estaban saliendo de las oficinas de asuntos extranjeros y de la oficina del 'commonwealth' (asociación de ex-colonias de Inglaterra) y otros lugares, privadamente y en secreto, de que el gobierno de Chávez estaba en el hoyo, que esto era una oportunidad para los Venezolanos para quitársele de encima, toda esa basura. Chávez mostró que en realidad las políticas progresivas que ha instalado han podido construir un cuerpo fuerte de apoyo, apoyo democrático, a veces con criticas, pero reconociendo que la cosa mas importante es la posibilidad de elegir, y si fuera necesario, despedir, sus propios gobiernos sin interferencia desde el extranjero.

Y lo que vemos por la primera vez yo creo en esa área (América del Sur) es que tenemos una inspiración de lo que se puede hacer con una unión de trabajadores y campesinos, y con elementos de la elite intelectual también a veces, pero también con la solidaridad internacional, para repulsar y contrarrestar efectivamente las actividades de EEUU.

Hay quien expone la teoría de que EEUU fue distraído por el asunto de Irak y otras cosas, pero yo no acepto esto. Yo creo que hicieron todo lo posible para derrotar a Chávez - dieron todos sus recursos, cada mecanismo que podían, ofrecieron su propia gente para desestabilizar el régimen, pero el mismo pueblo Venezolano les gano. Ganaron en contra de un grupo de golpistas de los más ricos, los más potentes, los que más 'herramientas' tenían para el trabajo, contra de los organizadores de golpe de estado, mas profesionales y que jamás se han visto. ¡Y el pueblo de Venezuela los venció!

Pienso que debemos tomar inspiración de este ejemplo y avanzar nosotros mismos ahora. No subestimo el papel que jugó Cuba también, en términos de la solidaridad internacional que ellos mostraron, y esto demostró al pueblo cubano también que sí hay mecanismos de solidaridad y que pueden ganar en cualquier futuro ataque de EEUU contra ellos.

Ha sido una buena lección en como se puede ganar contra el imperialismo pero también ha sido una lección ejemplar para la mayoría de nosotros en como hay que mantener siempre la vigilancia. Y esto es nuestro papel ahora, yo creo, en términos de solidaridad internacional y vigilancia.

Lo que quiero sugerir ahora es como seguir con la campana desde ya. Dentro del parlamento mismo, tenemos ya 30 firmas a favor de una discusión sobre Venezuela. Lo que hay que hacer es juntar a estos representantes dentro de un grupo de campaña, en un grupo ¡No Intervención en Venezuela!, para que esta campana ("Hands Off Venezuela!") tenga una voz parlamentaria. Y constantemente tenemos que hacer preguntas en el parlamento, tenemos que buscar debates de todas clases en las sesiones del parlamento, tenemos que demandar explicaciones de los ministros de este gobierno de por que no están haciendo nada para apoyar al gobierno de Chávez, un gobierno elegido democráticamente y apoyado por el pueblo Venezolano.

También debemos utilizar nuestra presión sobre este gobierno para presionar a otros gobiernos europeos, sobre todo Francia, con el fin de impedir este intento continuo de aislar y socavar al gobierno de Chávez, que uno ve en Europa en general. Y así construir una campaña congresista. Ustedes saben que no soy gran creyente en la vía parlamentaria hacia el socialismo, pero es útil tener una voz en el parlamento para apoyar el trabajo de campaña que hacemos fuera de ello entre la gente.

Se trata en realidad de llevar la campana al movimiento laborista general. Se trata de utilizar los caminos que tenemos dentro del movimiento de trabajadores, en todos los partidos políticos, y, en mi opinión, sobre todo dentro del mismo partido Laborista.

Y es por eso que hemos inaugurado el Comité de Representación Laborista, para unir la izquierda dentro del mismo partido laboral, y trabajando también con otros que están por fuera del partido laborista: que esta campana por Venezuela sea presentada como una exigencia dentro del mismo comité, para que insistamos en ella dentro del mismo movimiento laborista.

Lo otro es el trabajo ya hecho dentro de los sindicatos. Felicito la campaña por el trabajo ya hecho, sobre todo en lo referente al sindicato de periodistas, pero ahora es tiempo de ir mucho más lejos. Si miramos lo que esta pasando en la campaña para Colombia y en otros lugares, hay una amplitud de apoyo que se ha establecido con mucho cuidado y durante un largo tiempo con ayuda profesional. Tenemos que entrar ahora en los sindicatos y otros grupos y buscar las finanzas para emplear gente que ira entre los sindicalistas y que establecerá apoyo dentro de las ramas individuales. Porque en el momento que se menciona el asunto de Venezuela, tan pronto que se exponen los argumentos, y se explica el programa que Chávez esta introduciendo, que esta atacando la pobreza y el analfabetismo, que esta instalando programas de salud, y todo el resto, inmediatamente se despierta el interés de los trabajadores de este país. Y es por eso que creo que la campaña dentro de los sindicatos es de suma importancia.

Hay todo un rango de otras organizaciones que ahora se han metido con el asunto de Venezuela, y lo han estado haciendo ya por buen rato. Huelga Mundial de Mujeres ("Global Women's Strike") y otros han hecho mucho trabajo. Es un frente amplio popular que se esta construyendo sobre el tema de Venezuela en particular en este país, y tenemos que utilizar cada oportunidad posible para asegurar que salga la información necesaria para ello.

Creo que nuestro foco ahora, dentro de este establecimiento (el Parlamento) es, para ser sincero, acosar a este gobierno. ¿Por que no ha tomado este gobierno una posición más progresista? ¿Por que no ha hecho declaraciones sobre la infiltración y la desestabilización del régimen de Chávez por parte de EEUU? Nosotros sabemos el por que, pero sin embargo queremos poner al gobierno en la 'silla caliente' para mostrar que estamos mirando e investigando sus actividades, para insistir en alguna forma la aceptación de responsabilidad, aun con este gobierno.

Pero mas importante, para demostrarle al pueblo de Venezuela que tienen gente trabajando en solidaridad con ellos en todo el mundo para apoyarles, personas que no se darán por vencidas y quienes no permitirán que el gobierno de Chávez ni ningún otro gobierno democráticamente elegido por el pueblo Venezolano sea derrotado por el imperialismo yanqui.

back to speeches